ACCIDENTE ENTRE EL "GALATEE" (FRANCES) Y
"MARIA VAN RIEBEECK" (SUDAFRICA)

     En la noche de 20 agosto, 1970, el submarino diesel-eléctrico "María van Riebeeck" de la clase Daphne el primer submarino de Africa del Sur) estaba volviendo al puerto francés de Toulon en superficie.
     Regresaba después re realizar pruebas de mar tras su adquisición por la Armada Sudafricana. Se había botado a principios de 1969 y dado de alta un mes antes.
     El mar estaba tranquilo y la visibilidad era buena.
     El submarino diesel-eléctrico francés Galateé partió de Toulon la misma tarde y también en superficie.
     Un submarino en superficie es muy difícil de descubrir por la noche, sobre todo por otro submarino. No obstante "María van Riebeeck" descubrió al Galateé tanto en el radar como visualmente.
     El Galateé estaba cruzando delante del "María van Riebeeck" y realizo una maniobra para separarse, pero inexplicablemente se volvió de repente a estribor, hacia el "María van Riebeeck" que intentó evitar la colisión cayendo a estribor, pero sólo pudo cambiar el ángulo con que golpeó al Galateé cerca de la popa rompiendo el eje y permitiendo la entrada de agua por la bocina, pero no llego a partir el casco y realizo ninguna brecha en el casco.
     Se pusieron en marcha inmediatamente a bordo de los submarinos procedimientos de emergencia pero desgraciadamente, a bordo del Galateé no se llevaron a cabo apropiadamente, y los diesel no se pararon, pero si se cerraron todas las escotillas y válvulas. Por lo cual los diesel chuparon el aire rápidamente del interior del submarino, dejando caer la presión dramáticamente, causando el desmayo en toda la tripulación.
     Seis hombres que estaban en el compartimiento que entraba el agua se ahogaron. Y finalmente los diesel se pararon al quedarse sin aire.
     Afortunadamente, el acústico quedo abierto y el aire fresco entro rápidamente en el interior del Galateé y fueron recobrando la consciencia todos los miembros de la dotación.
     El Comandante de Galateé, creyendo que el submarino había sido dañado mortalmente, ejecutó la varada de Galateé para impedirle que se hundiera.
     "María van Riebeeck" prácticamente no sufrió daños y gracias a su última maniobra evito partir en dos al Galateé con lo que se evito la pérdida de más vidas.
     El resultado fue de 6 hombres muertos en el submarino Galateé.
     Los dos submarinos fueron reparados.