"LOS TIBURON"

NOMBRE NUMERAL PUESTA DE
QUILLA
BOTADURA ALTA EN LA
ARMADA
BAJA EN LA
ARMADA
TIBURON-I T-1 / SA-51 27-04-1957 06-11-1964 - 05-03-1979
TIBURON-II T-2 / SA-52 30-10-1957 - - 05-03-1979


CARACTERISTICAS

ASTILLEROS: EMPRESA NACIONAL BAZAN DE CARTAGENA
DESPLAZAMIENTO: 78,125 TONELADAS EN SUPERFICIE.
80,740 TONELADAS EN INMERSION
DIMENSIONES: ESLORA TOTAL: 21,15 METROS.
MANGA: 2,418 METROS.
PUNTAL: 2,40 METROS
MOTORES: 2 MOTORES DIESEL ENASA-PEGASO DE 200 HP.
1 MOTOR ELECTRICO CENEMESA (PATENTE SIEMENS) DE 240 HP.
Nº DE EJES: 1 EJE.1 HELICE TRIPALA DE PASO FIJO, DISPUESTA EN UNA TOBERA TIPO KORT.
VELOCIDAD: 10,2 NUDOS EN SUPERFICIE.
14,5 NUDOS EN INMERSION
COTA MAXIMA: 100 METROS
AUTONOMIA: 2.000 MILLAS A 6 NUDOS EN SUPERFICIE.
150 MILLAS A 10 NUDOS EN INMERSION.
600 MILLAS A 6 NUDOS EN INMERSION
ARMAMENTO: 2 TUBOS LANZATORPEDOS DE 533 mm. EN PROA
DOTACION: 8 HOMBRES


DESCRIPCION DE LOS SUBMARINOS TIPO "TIBURON III B"

     Este tipo de submarino enano debía poseer un casco de un mínimo diámetro o altura que permitiera a su dotación poder permanecer en posición erguida, ya que ésta es la única que permite corregir o evitar los calambres.

     Además, la permanencia continuada en posición tendida ocasiona fatiga muscular, siendo necesario que la dotación pueda ponerse de pie cuando lo desee y no en forma rotativa o programada, lo que evita en gran manera problemáticas de tipo psíquico o circulatorio. Sobre todo a bordo de un buque de guerra en misión de combate, ya que incidirían directamente sobre el rendimiento militar de la unidad.

     Otras características deseables, son la mayor o menor necesidad posible de efectuar reparaciones con los medios de a bordo; la necesidad de situar los torpedos en tubos de lanzar interiores, ya que de este modo se podía prever el posado en el fondo y la obligatoriedad de que éstos quedasen en posición alta a fin de compensar pesos; relación eslora/manga aproximada de 10/1, a fin de lograr formas afinadas que redujesen la resistencia hidrodinámica y permitiesen la distribución interior en cámaras una detrás de otra y el hacer coincidir, de manera general, las características de los buques con otras similares que habían sido probadas en la anterior guerra y que gozasen, por tanto, de una experiencia acertada.

     Se realizaron diversos anteproyectos que acabaron cristalizando en el "Tiburón IIIB", que fue el que se acabó construyendo. En los diversos anteproyectos el buque fue pasando por diversas fases de modificaciones y agrandamientos, ya que una modificación ocasionaba una serie de cambios y adaptaciones en cadena.

     Valga como ejemplo que en la versión II la propulsión en superficie debía efectuarse mediante un solo motor Pegaso-ENASA (de similares características al utilizado en los "Foca") que accionaba una caja reductora junto con los dos motores eléctricos/generadores; diversas peculiaridades de los propios motores hicieron que se hubiesen de montar dos en vez de uno: el diámetro del casco hubo de pasar de 2,00 a 2,40 metros, con lo cual el desplazamiento aumentó de 62,20 toneladas en superficie a 78,125 t., experimentándose modificaciones en la velocidad y en la cota de inmersión que pasó de 108 a 90 metros, circunstancia que además se vio acentuada por la sustitución del acero St 42 por acero duro AC 52.

     La apariencia exterior de los submarinos tipo "Tiburón" recuerda muy de cerca de sus hermanos menores tipo "Foca". Son de sección circular, con una pequeña oda en proa y con una cruz de quilla en popa, que sirve de soporte a la tobera Kort, de considerable tamaño (1,88 x 1,54m), dentro de la que gira la hélice, tipo Caplán modificado, de 1,49 metros de diámetro y construida en aleación de bronce al níquel, de paso fijo y tripala. La parte inferior de la cruz de quilla se prolonga hasta unos dos metros de la proa, formando una robusta quilla que aloja varios servicios como pueden ser: aire a presión, combustible, lastre sólido, ancla, etc., y servicios electrónicos, como son: sonar e hidrófrono.

     En la parte superior y aproximadamente centrada sobre la eslora, se halla la aleta dorsal, de unos tres metros de longitud por 2,30 de altura, en la cual se hallan el periscopio izable LTIEMA de una longitud óptica de 4,7 metros y una altura máxima sobre la superficie de 4,5 metros con el mismo ángulo de visión vertical que en los "Foca"; el "snorkel", con un diámetro de 160 milímetro y una pequeña (más bien un simple tubo) de 1,80 metros de altura y que queda cerrada por ambos extremos: el inferior con una escotilla clásica de 0,55 metros de diámetro y el superior con la habitual cúpula de plástico transparente. En una versión posterior (que debía haberse llamado "Cachalote") se pensó en convertir esta torreta en una completa esclusa que permitiera utilizar nadadores de combate en total inmersión, pero esta versión no pasó a mayores.

     Los timones, tanto el de profundidad como el de dirección, estaban situados similarmente a los de los "Foca" y al igual que ellos, recibieron unos apéndices en los bordes de salida a fin de aumentar su efectividad. No llevaban timones de buceo en proa; lo que sí se montó y desmontó repetidas veces fueron unos perfiles a fin de mejorar su navegación en superficie y de reducir el tiempo de inmersión. En cierto modo cabría apuntar que los "Tiburón" fueron buques totalmente experimentales, a los que se les iban haciendo repetidas pruebas partiendo de las experiencias habidas con los "Foca". De hecho, el que ambos "Tiburón" no fueran entregados jamás a la Armada ya indica algo.

     El aparato motor estaba formado por dos motores diesel, dos motores/generadores eléctricos y un motor de acecho. Los dos diesel eran dos Pegaso de 6 cilindros, con sobrecompresores Rooth, que producían un máximo de 230 CV. cada uno a un régimen de 1.650 r.p.m. Iban embragados directamente a los dos motores eléctricos CENEMESA de doble inducido y 480 CV. a 2.000 r.p.m.; estos motores servían, al propio tiempo, como arrancadores de los diesel. El motor de acecho estaba embragado después de la caja reductora y era un CENEMESA mod. Mk6 esp. y permitía una velocidad de 2-3 nudos en inmersión profunda durante unas setenta y dos horas. Los motores eléctricos principales servían también como motores de ciar, ya que los diesel no eran reversibles.

     Las baterías (del mismo tipo y modelo que en los "Foca") presentaron idénticas problemáticas. Debían haber tenido una capacidad total de 584 KW en régimen de veinte horas, con una tensión en la red principal de 480 voltios, pero parece ser que no se llegaron a obtener totalmente tales prestaciones. Estaba formada por 48 cajas de 26 elementos y estaba previsto instalar otras para navegación en tiempo de paz y no es que la otra se utilizase precisamente en combate, sino que estaba prevista para esas necesidades, de tipo 9Foc.210/2,5 batería más robusta a la que se le sustituían las placas de 1,5 mm de espesor por otras de 2,5 mm. De este modo la batería perdía algo de capacidad y ganaba peso, pero la duración aumentaba y su rentabilización también.

     La instalación no precisaba modificación, ya que eran iguales en medidas y conexionados.

COMPARTIMIENTO DE BATERIAS

     Las autonomías previstas eran del orden de la 1.000 millas a la máxima velocidad en superficie (9,6 nudos) o 2.000 a velocidad económica de seis nudos, con una duración máxima del crucero de trescientas treinta y seis horas (14 días). En inmersión, las autonomías previstas eran de: 60 millas a seis nudos que era la velocidad económica, hasta un máximo de 15 millas a 15 nudos, en régimen de una hora. Tal y como sucedió con los "Foca", las baterías presentaron grandes problemas. Se llegó, incluso al extremo de pedir unas baterías a Suecia, pero éstas no llegaron jamás a España.

     El armamento estaba formado por dos tubos lanzatorpedos de 533 mm, que tenían longitud suficiente para poder lanzar torpedos tipo G7a o G7e, tanto de combate como de ejercicio. Eran recargables por la boca y formaban parte de la propia estructura del buque; las portas abrían dentro de una zona, de libre circulación, a proa y los torpedos salían al exterior a través de la envoltura de ésta sin ningún tipo de porta. El disparo se efectuaba con aire a presión y éste actuaba a 40 kg/cm5. Sobre la parte superior exterior de esta zona, de libre circulación, estaba montada una pequeña superestructura que hacía las veces de oda y facilitaba la navegación en superficie.

TIMON DE SUPERFICIE, SITUADO EN LA VELA

     La Habitabilidad era más bien escasa, consistía en un pequeño compartimento para alojamiento en que se hallaban dos literas, separadas por el pasillo y varias taquillas. Un pequeño fogón situado en la cámara de mando, cerca de aguja giroscópica, permitía cocinar algún alimento y un retrete situado a popa, entre los dos motores eléctricos.

HISTORIA DE LOS "TIBURON III B"

     La única navegación importante que se realizó con estos buques fue el trayecto Cartagena-Barcelona-Cartagena, efectuado con motivo de la presencia del "SA-51" en la Semana Naval de Barcelona de 1966. La navegación se realizó con escalas intermedias en Villajoyosa, Valencia y Vinaroz y en algunos momentos del recorrido gozó de la reconfortante presencia del remolcador de rada "RR-52", que también acudió a Barcelona y le convoyó.

     Durante la Semana Naval de Barcelona, el "SA-51" (ex "Tiburón-I") y el "SA-42" (ex "Foca-2") realizaron diversas navegaciones e inmersiones en las dársenas del puerto Barcelonés. Especial realce revistió la magna demostración pública que realizó nuestra Armada, que atrajo a un numerosísimo público al muelle y en especial a la dársena nacional. Cabe puntualizar que el "SA-42" no navegó por sus medios hasta Barcelona, sino que lo hizo a bordo del transporte "Aragón TA-11".

     Por lo que respecta a la navegación del "SA-51" fue, sin ninguna clase de duda, la más larga efectuada por este submarino y durante ella se puso de manifiesto lo acertado de las modificaciones que en el anterior año de 1965 se realizaron a fin de corregir la tendencia que el buque tenía de sacar la proa en superficie y que se corrigió mediante una redistribución del trimado y el montaje de las aletas o perfiles ya anteriormente comentados.

     En las maniobras realizadas en Barcelona, una de las que llamó más poderosamente la atención fue la salida de la dársena nacional, a la altura del puente del crucero "Canarias", lugar desde donde se comandaba toda la operación, por su lado de estribor; la maniobra, difícil de por sí, no salió todo lo redonda que se pretendió, ya que al clavarse la proa del submarino con el lodo del fondo del canal (fondo que era menos del marcado en las cartas) se hubo de efectuar la salida a superficie ciando máxima. Con todo, la maniobra logró plenamente el objetivo que se perseguía y el público que la contemplaba premió con sus bravos y olés, amén de una nutrida y cerrada salva de aplausos, su realización.

     Con respecto a la inmersión, cabe, asimismo, mencionar que las pruebas estáticas fueron realizadas el 17 de enero de 1967, seis meses después de la Semana Naval de Barcelona y en fechas posteriores la prueba de cota máxima, en la que se alcanzaron los 115 metros.

     Los "Tiburón" lucían un escudo en las aletas dorsales, en el que se veía un tiburón con sus fauces abiertas.

     Entre tanto, el correr del tiempo había hecho que nos pusiésemos en la década de los años 70; con ello las ideas sobre la estrategia a utilizar por los submarinos había cambiado sustancialmente y las posibilidades que se concedían a los submarinos enanos estaban considerablemente devaluadas, así pues, ambos buques tuvieron una vida muy corta, circunstancia acentuada por las problemáticas que ya han sido citadas.

     Todo ello hizo que fueran quedando arrinconados y en total desuso por diversos lugares del Arsenal de Cartagena y gradas de la Empresa Nacional Bazán, hasta que se decidió darles la baja por Orden Ministerial 198/79, de 5 de marzo.

     El "SA-51" fue cedido por la Armada en arrendamiento por 99 años, al Museo de la Ciencia de Barcelona, donde se halla expuesto, abierto en tres trozos que permiten su observación directa interior, protegidos por unas gruesas mamparas de vidrio; ha sido rebautizado con el nombre de "Barcelona".

     Dichas reformas se realizaron en un taller de la ciudad de Hospitalet y su transporte hasta el Museo de la Ciencia, fue un acto de valor ciudadano, con un recorrido por las principales vías de la ciudad Condal, en una multitudinaria travesía con grandes festejos incluidos.

El "SA-52" está expuesto como monumento en la plaza que dejó vacante el submarino de Isaac Peral, en el patio principal de la Base de Submarinos Isaac Peral de Cartagena, y junto al "SA-42".


COMANDANTES DEL SUBMARINO "SA-51" (EX "TIBURON I)

CC. D. FRANCISCO SEGURA LACRUZ
de 01.10.1963 a 31.12.1965
CC. D. LUIS SANCHEZ MASSIA
de 26.01.1966 a 21.02.1967
TN. D. LUIS MARIA CEBALLOS SAENZ CENZANO
de 30.03.1967 a 01.08.1968
CC. D. JOSE L. RIPOLL GUTIERREZ
de 14.05.1970 a 29.08.1970
CC. D. FERNANDO GUILLEN SALVETTI
de 05.09.1970 a 22.04.----


COMANDANTES DEL SUBMARINO "SA-52" (EX "TIBURON II)

TN. D. FERNANDO MARTIN IVORRA
de --.--.1965 a 31.03.1967
TN. D. RAMON DE OZAMIZ LASTRA
de 31.03.1967 a 01.09.1967